campaña

Una campaña de cítricos marcada por una producción al alza y altibajos en las cotizaciones

New Holland abril

El sector citrícola encara la recta final de la campaña con un aumento generalizado de la oferta y unos precios inestables, sobre todo tras el paso de Filomena, lo cual genera aún más incertidumbre en otro ejercicio marcado por la pandemia.

Por Juan Herrera, periodista agroalimentario

Aunque no es ajeno a la incertidumbre generalizada que vivimos en todos los ámbitos sociales y económicos a lo largo y ancho del planeta, el sector agroalimentario, en general, y el hortofrutícola, en particular, está aguantando con entereza el envite de la Covid-19, y las expectativas de un aumento de la demanda, en el caso concreto de los cítricos, ante la creciente preocupación por la salud por parte de los consumidores, se están cumpliendo.

Esta perspectiva de consumo al alza en el sector citrícola, principalmente de naranja y mandarina, llevó consigo un inicio de campaña con precios al alza, acompañados de unas previsiones que también hablaban de una recuperación generalizada de las producciones en las principales zonas productoras de nuestro país, como la Comunidad Valenciana y Andalucía, tras un ejercicio, el anterior, marcado por importantes reducciones en todos los segmentos.

EurochemMarzoAbril

Así, el avance de superficies y producciones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) correspondiente al mes de noviembre registraba crecimientos anuales de todos los productos, menos pronunciado en el caso de la naranja, cuyo aumento se sitúa en el 1,3% y 3,3 millones de toneladas, pero más evidente en el resto. Así, el limón registró un aumento del 14,2%, hasta los 1,06 millones de toneladas; el pomelo, del 12,9%, alcanzando casi los 80 millones de toneladas; mientras que en mandarina, la satsuma crecía un 44,2% hasta los 1,37 millones de toneladas, y la clementina subía un 7,5%, con 1,3 millones de toneladas.

Cultivo Producción 2020/2021* Crecimiento anual
Naranja 3.323,1 +1,3%
Limón 1.063 +14,2%
Pomelo 79,7 +12,9%
Clementina 155,4 +7,5%
Satsuma 1369,7 +44,2%

* En miles de toneladas

Con estos ingredientes, y un producto de alta calidad pese a los bajos calibres en las variedades más tempranas de naranja y mandarina, fue avanzando una campaña en la que los mercados y las cotizaciones respondieron positivamente a las expectativas iniciales. Hasta la llegada de Filomena. Y es que a la pandemia muncial se le unió el mayor temporal que se recuerda en nuestro país, los mercados se resintieron y los operadores desplomaron los precios escudados en los daños de los cultivos por las heladas. “No hay razones objetivas para ello”, argumentan desde la organización agraria UPA Andalucía, que considera que si hay un porcentaje de producción dañada como consecuencia de la ola de frío, la oferta ya se está viendo reducida. “Por tanto, a menor producto disponible en el mercado y un consumo estable, la cotización en origen debería tender al alza, y no al contrario”.

El análisis de Anecoop 

Una vez transcurrida la primera mitad de la campaña de cítricos 2020/2021, la cooperativa Anecoop hace balance: “Partíamos de unas expectativas de consumo al alza impulsado por la preocupación de los consumidores por la salud, pero las expectativas no se han concretado demasiado, y la evolución del consumo ha sido desigual”, señala el responsable comercial de cítricos en la entidad, Nacho Juárez.

Por variedades, la cosecha de Navelinas y Clementinas han sido relativamente amplias, “si bien se han visto finalmente disminuidas en producto comercial por la falta de calibre debido a la escasez de lluvia al inicio de la temporada. A pesar del cuaje amplio y la previsión de incremento de cosecha, la campaña de comercialización normal de estas variedades está terminando en sus fechas normales”. Respecto a las Clemenules, la campaña en Anecoop “está prácticamente terminada y la Navelina está ya siendo sustituida por navels. A finales de enero se esperan los primeros cortes de Navelate y Lane Late”, indica Juárez.

Continuando con el grupo naranjas, las Salustianas también se han visto afectadas por la falta de calibre, sobre todo al inicio de la temporada, aunque, al igual que en otras variedades, el tamaño ha mejorado a lo largo de la campaña. Y en el caso de las Clemenvillas, el responsable comercial de Anecoop lamenta que está siendo escasa “relativamente” en producción comercial, con un descenso del aprovechamiento de la cosecha por el frío y la alternaria.

Los precios, en opinión de la cooperativa valenciana, “están siendo solo discretos para todos los grupos varietales, hasta el momento”.

De cara a lo que queda de campaña, Nacho Juárez considera que la reciente ola de frio, que sí ha causado algunos daños en los cítricos dulces, “no afectará muy significativamente al conjunto de la cosecha pendiente”. En este sentido, ya se ha iniciado la comercialización de Nadorcott y Tango, con buenas perspectivas comerciales; y en naranjas se espera una continuación de la campaña “marcada por una previsión de menor cosecha de la normal en navels tardías y en valencias”.

Los precios del limón y el pomelo, presionados a la baja 

Según los últimos datos, facilitados por la Interprofesional Ailimpo y la Consejería de Agricultura de Murcia, y correspondientes a la tercera semana del año, los precios del limón también continúan muy presionados en los mercados y a la baja en relación a la campañas precedentes, con un valor medio que se queda por debajo de los 0,20 euros el kilo, menos de la mitad que el año pasado. Más allá de la incertidumbre reinante en los mercados y del moderado crecimiento productivo, la caída de las cotizaciones en las últimas semanas también responde a un porcentaje de destrío al alza debido a los vientos recientes y la falta de salida de las segundas calidades, lo cual penaliza de manera importante el precio de los limones de mayor calidad.

En relación al pomelo, su precio medio también se está viendo presionado a la baja, con un valor medio en los mercados de 25 céntimos el kilo. No obstante, el inicio de año ha reactivado la actividad, con una oferta total moderada y volúmenes de origen mediterráneo (Israel, España, Turquía y Marruecos) que siguen abasteciendo el mercado europeo de forma estable. Por otro lado, la demanda se ha ido activando gracias a las habituales promociones propias de las fechas.