repunten

Almería seguirá con las retiradas hasta que los precios repunten

COMPROMISO BLANCO HORIZONTAL

El hundimiento de las cotizaciones de los productos hortofrutícolas en origen une de nuevo al sector almeriense que ha acordado retirar producto mientras la crisis en la que está inmerso no dé un giro y los valores de las frutas y hortalizas repunten y vuelvan a situarse por encima de los costes de producción.

Por José Esteban Ruiz, periodista agroalimentario

Así, las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA, así como las asociaciones que representan a la parte comercializadora, Coexphal y Ecohal, llegaron a la conclusión, y así lo recomendaron a empresas asociadas y agricultores, de llevar a cabo diariamente la retirada de alrededor de un 10% de la producción. Alrededor de un millón de kilos semanales, según sus estimaciones.

Los actos públicos de destrucción de productos hortofrutícolas se suceden en Almería, pero también en la costa granadina, zona en la que concentran entre su producción gran parte de pepino, el producto que más bajo se está vendiendo, con precios medios que rondan los 0,10 euros por kilogramo.

Eurochem Int Noticia Oct

Organizaciones agrarias y asociaciones de la comercialización protagonizaron hace un año una movilización si precedentes en Almería. De aquella tabla de reivindicaciones, nada se ha conseguido. Por ello, vuelven a señalar el abandono de las administraciones públicas, «tanto del Gobierno central como de la Junta de Andalucía «, a las que instan a trabajar por el sector, defendiéndolo en las instancias competentes.

Achacan a la competencia desleal que sufren en el mercado con la entrada masiva de producto en la Unión Europea procedente de Marruecos, sobre todo en el caso del calabacín y tomate. En este caso, siguen a la espera de que «de una vez por todas, se sienten nuestros representantes en Bruselas a plantear lo que padecemos y defender a este sector como se merece exigiendo nuestras reivindicaciones», manifiesta Andrés Góngora, secretario provincial de Coag, quien estuvo presente esta semana en uno de los actos de destrucción de producto, junto a Antonio Navarro, presidente de Asaja; Francisca Iglesias, secretaria general de UPA; Juan Antonio González, presidente de Coexphal; y Alfonso Zamora, gerente de Ecohal.

Asimismo, reprochan a la Junta de Andalucía que siga sin decir nada sobre las sanciones y expedientes abiertos a empresas del sector por el reetiquetado fraudulento, entidades éstas a las que el propio sector considera «unas traidoras».