Trianum® y Vidi Terrum® mejoran la formación de la flor y la calidad del polen

REVISTA ECA AGRI HORIZONTAL

Koppert asegura que la nutrición vegetal es un factor clave para conseguir una polinización óptima y obtener más producción.

Cuando llega la primavera, los botones florales que se formaron en otoño, están listos para abrirse. Durante el corto período de la floración, el cultivo experimenta un tremendo cambio hormonal al pasar a esta importante fase reproductiva. Además de la nutrición habitual, el cultivo requerirá mayores concentraciones de minerales. Cultivos de frutales y también de melón y sandía al aire libre se encuentran en España en este crucial momento en el que hay que comprobar que la planta reúne las mejores condiciones para un buen cuajado y, por tanto, una buena cosecha.

Los botones florales, el embrión y la flor posterior requieren zinc, manganeso, boro y otros oligoelementos en cantidades de 80 a 100 veces más altas que el tejido vegetal de la hoja. Es esencial que estos elementos estén al alcance de la planta, ya que juegan un papel esencial durante la floración y la fructificación. El boro, por ejemplo, participa activamente en la germinación del polen y el desarrollo de semillas y frutos.

Después de la polinización, cuando el polen llega al estigma, los tubos de polen comienzan a crecer por el pistilo y alcanzan el óvulo donde se produce la fertilización. Después de la fertilización, hay un período de división celular rápida que requiere una gran demanda de energía. El calcio es esencial durante este período, y a menudo es un factor limitante para desarrollar paredes celulares fuertes.

Algaenery Interio Noticia

Para asegurar una óptima polinización y posterior cuaje del fruto, Koppert ofrece una importante mejora de la nutrición vegetal de la planta con Trianum®. Es conveniente aplicar Trianum® durante todo el ciclo del cultivo para potenciar las defensas naturales de la planta. Trianum® es un fungicida biológico 100% natural que protege la planta de enfermedades provocadas por patógenos de suelo, al mismo tiempo que fortalece las raíces y aumenta el vigor. Gracias a la aplicación continuada de Trianum®, se mejora la absorción de nutrientes y agua, evitando así cometer errores por exceso (pies mojados) o por defecto (estrés hídrico) en la dosificación de riego.

Además, Koppert recomienda la aplicación vía foliar de Vidi Terrum® justo antes de la floración, durante la floración y directamente después de la fructificación. Serán necesarias, al menos, 3 aplicaciones foliares. Vidi Terrum® contiene una mezcla especial de aminoácidos y extractos de algas marinas que aporta importantes beneficios al proceso de formación de los frutos.

Descargar / Download PDF