kiwi

El Govern impulsa una prueba piloto de cultivo de kiwi en Terres de l’Ebre

COMPROMISO BLANCO HORIZONTAL

El plan de diversificación de cultivos busca enfrentarse al virus del sharka.

Las Terres de l’Ebre (Tarragona) iniciarán una prueba piloto de plantación de kiwis con el objetivo de ampliar sus oportunidades de negocio y la variedad de productos que se cultivan, ha anunciado la consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat, Teresa Jordà, en una rueda de prensa.

La introducción de plantaciones de kiwi en la zona es una de las propuestas del Plan de diversificación de cultivos que promueve la Conselleria para hacer frente al virus de la sharka, que ha originado daños muy graves a los frutales de hueso, ha informado el Govern en un comunicado este jueves.

La prueba piloto permitirá «identificar una serie de parcelas con diferentes tipologías de suelos y características climáticas diversas situadas en la Ribera de l’Ebre», que deberán servir para valorar si realmente es viable el cultivo del kiwi en esta comarca, con qué variedades y qué problemas se observan.

Eurochem Int Noticia Oct

Un estudio para la diversificación de cultivos del sector de la fruta dulce en la Ribera de l’Ebre concluye que la cereza, el kiwi y la almendra serían tres de los cultivos con más posibilidades de éxito comercial, y es que el mercado del kiwi está al alza y Catalunya es una gran consumidora de esta fruta.

Virus del Sharka

El plan de diversificación de cultivos busca enfrentarse al virus del sharka, que en la zona del Ebro todavía no ha sido erradicado pese a los esfuerzos de los agentes públicos debido a su rápida propagación; y el departamento ya ha indemnizado a agricultores afectados por ello con 7,6 millones de euros.

Además, la Generalitat también da ayudas a la diversificación de cultivos en las parcelas donde se ha obligado a arrancar y destruir plantaciones de melocotoneros y nectarinos afectados por el virus, por valor de hasta 135.000 euros.

Para la consellera Jordà, el virus del sharka «no se combate arrancando y compensando, sino diversificando cultivos y cambiando el melocotón, la nectarina o el resto de la fruta de hueso por cultivos resilientes, que no sean afectados por el virus», agradeciendo también el esfuerzo del colectivo agrícola.