La ministra de Agricultura inaugurará el XIV Congreso Nacional de Regantes en Alicante

Banner NEW HOLLAND T7 ESP 2018

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, será la encargada de inaugurar la XIV edición del Congreso Nacional de Comunidades de Regantes que tiene como objetivo analizar la situación actual de la agricultura de regadío dentro de un contexto marcado por las negociaciones para alcanzar el Pacto Nacional del Agua.

De esta forma, este foro, que se celebrará en Torrevieja (Alicante) organizado por Fenacore y la Comunidad de Regantes Riegos de Levante Margen Derecha, servirá de punto de encuentro a más de un millar de agricultores de toda España en un momento en el que garantizar el acopio y suministro de un recurso escaso como es el agua precisa de un acuerdo político que asegure un horizonte estable a largo plazo para satisfacer todas las demandas.

Ante esta realidad, el Congreso Nacional de Regantes centrará el debate en torno a tres grandes temas. En primer lugar, el papel de las obras de regulación en un entorno de cambio climático, donde hace falta controlar los daños producidos por las lluvias que aunque espaciadas en el tiempo se vuelven más torrenciales, pero también tener agua garantizada en los periodos de sequía, tan propios del clima español.

De hecho, tener agua garantizada para poder regar es uno de los factores que los regantes consideran primordiales para poder amortizar los más de 5.000 millones de euros invertidos hasta la fecha en transformación de regadíos a través de la fórmula de colaboración público-privada. Así, el segundo gran tema que se pondrá sobre la mesa será la necesidad de aumentar la financiación pública de la modernización.

Elevar los fondos europeos para modernización

De esta forma, ante la inminente presentación por parte de Tejerina de la Estrategia Nacional de Regadíos 2018-2025, los regantes abordarán la viabilidad de elevar los fondos europeos (FEADER) para modernización de regadíos, dada la limitada dotación presupuestaria con la que cuentan actualmente los Planes de Desarrollo Rural para esta partida.

En este caso, se analizará como ejemplo de éxito la fórmula puesta en marcha en Castilla y León, donde el esfuerzo financiero del Ministerio de Agricultura -gestionado a través de Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA)– se ha visto apoyado por la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta, permitiendo que los regantes afronten cerca del 30% de la financiación en lugar del 50%. Un convenio que servirá para abrir el debate sobre la necesidad de aplicar los mismos criterios en todo el territorio nacional y tender hacia fórmulas más favorables para los usuarios.

Esta mejora financiera ayudaría además a paliar el peso de los desorbitados costes energéticos que soportan los regantes precisamente como consecuencia de la modernización, un caballo de batalla con el que llevan lidiando desde que en 2008 desaparecieran las tarifas especiales para cubrir el déficit tarifario. Con los sistemas modernos, se reduce un 20% el consumo de agua, pero se dispara la demanda energética, pasando de un consumo medio de 200 kilowatios hora por hectárea a más de 1.500 kWh/ha y provocando que la factura de la luz se haya encarecido en los últimos diez años más de un 100%.

En este sentido, si bien recientemente se consiguió a instancias de Fenacore dar respuesta a una demanda histórica como es la posibilidad de disponer de dos contratos en un mismo año con potencias diferentes -uno de temporada para los meses de máximo consumo y otro con una potencia mínima el resto del año para el mantenimiento de los equipos- hacen falta medidas complementarias que permitan compensar los más de 700 millones de euros de sobrecoste para el sector.

El salto a la administración electrónica

Por último, el tercer tema que se abordará en el Congreso será la gobernanza de agua. Al igual que modernizan sus sistemas de riego, los regantes deben hacer frente también a una transformación de sus sistemas de gestión administrativa para adaptarse al entorno digital que se impone actualmente. De ahí, que la transición a la administración electrónica sea también asunto de debate.

De esta forma, este foro destacará, en concreto, cómo apoyar y orientar a los regantes a la hora de actualizar las ordenanzas para incluir las reglas correspondientes al buen gobierno, transparencia y acceso a la información, incluyendo las novedades que introduce la nueva Ley de Protección de Datos, especialmente en lo relativo a la figura del Delegado de Protección de Datos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

➡️Los regantes españoles impulsan el uso de energía fotovoltaica. FENACORE

➡️Los regantes españoles defienden la planificación hidrológica en Bruselas

Descargar / Download PDF