Jorge Aguilar: “la Cátedra Phylgreen es una herramienta de formación e información que nos ayuda a acercarnos al agricultor”

NEW HOLLAND Q4 2018 – ESP

Por Milagros Jurado

Tradecorp es una compañía de origen español que en los últimos años viene pisando con fuerza en el sector de los bioestimulantes y micronutrientes, con presencia en más de 70 países. Las claves de su espectacular crecimiento y expansión internacional en los últimos años son, entre otras, su apuesta estratégica por la innovación, con la que se pretende responder a la cada vez más creciente demanda de productos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, y por la transferencia de conocimiento y los resultados de sus estudios al agricultor. Así nace su Cátedra Phylgreen, iniciativa con la que pretende divulgar al productor los resultados de sus investigaciones de laboratorio, propiciando ese compromiso y cercanía con el sector agrícola. De ésta y otras muchas inquietudes, hablamos con el director de Marketing de Tradecorp Fitonutrientes, Jorge Aguilar.

e-Comercio Agrario: ¿qué singulariza a Tradecorp fitonutrientes con respecto a otras empresas de su segmento de mercado? ¿Cuál es su misión y visión empresarial?

Jorge Aguilar: si hay algo que nos distingue es nuestro compromiso, que se traduce en una mayor cercanía con nuestros distribuidores y sobre todo con los agricultores. Un compromiso del que, lógicamente, participamos quienes formamos parte de Tradecorp, una compañía que factura, entre productos fitosanitarios y nutricionales, en torno a los 47 millones de euros. Teniendo en cuenta que nuestra facturación en el año 2000 era de dos millones de euros, esta cifra evidencia la gran evolución que ha venido experimentando esta empresa hasta nuestros días. Crecimiento y avance que no hubiese sido posible sin esa convicción firme convicción del equipo de Tradecorp en este proyecto empresarial.

Jorge Aguilar.

Otro aspecto que forma parte de nuestra visión como empresa y que viene muy marcado por la dirección ejecutiva de Tradecorp es la apuesta por la innovación. Una línea estratégica que tiene su origen en el carácter inconformista de esta compañía, que la lleva a estar innovando continuamente para mejorar sus portfolio de productos. Pensamos que las cosas se pueden hacer mucho mejor y eso, alineado con nuestro compromiso para con el sector, nos ayuda a obtener nuevos logros en innovación y a diferenciarnos en el mercado.

A todo esto hay que sumar también como valor la integración en nuestro catalógo de productos fitosanitarios y nutricionales. Eso nos convierte en la oferta de productos más completa del sector, en términos de nutrición, bioestimulación y protección de cultivos. Partiendo de todo ello, nuestra visión como compañía es consolidarnos como uno de los principales grupos, en términos de venta, en nuestro ámbito de actuación. Y nuestra misión, convertirnos en la compañía de referencia de distribuidores y clientes, la preferida por ellos a la hora de resolver sus necesidades y demandas.

ECA: dentro de vuestra estrategia de futuro, ¿se perfilan los bioestimulantes a base de algas como una de vuestras principales apuestas? Si es así, ¿cuáles son los principales motivos?

J.A.: los extractos de algas son magníficos para su uso como bioestimulantes en agricultura, gracias a sus principios activos que ayudan a los cultivos a soportar situaciones de estrés ambiental (sequía, altas temperaturas, etc.). Ésa es la razón por la que desde Tradecorp apostamos por este producto, máxime teniendo en cuenta que la actual situación de cambio climático está contribuyendo a que el estrés ambiental sea cada vez más habitual. Ante ese panorama, las algas se revelan como una fantástica herramienta para mitigar los daños derivados de dicho estrés y constituyen una de nuestras apuestas de futuro. No hay que perder de vista que aunque los cultivos poseen sus propios mecanismos (enzimáticos y no enzimáticos) de defensa contra dicho estrés, llega un momento en que, si éste es muy alto, la planta no puede combatirlo por sus propios medios. Es a partir de ese punto cuando el potencial productivo y cualitativo del cultivo va a disminuir, y ahí es dónde nosotros entramos, ayudando con nuestros productos a prevenir y mitigar todos los perjuicios ocasionados por el estrés.

“Hay que destacar que nuestra gama de bioestimulantes formulados con extractos de algas es controlada por nosotros desde la recolección de la materia prima hasta la aplicación del producto final en los cultivos, a través de nuestros distribuidores”

ECA: vuestro compromiso con métodos de producción sostenibles y respetuosos con el medio ambiente se ha materializado en vuestro formulado ecológico de extracto puro de algas marinas, Phylgreen, que aúna tradición con tecnología punta y que ofrece al agricultor una solución efectiva para paliar los efectos del cambio climático sobre sus cultivos…¿cuál fue la génesis de esta iniciativa?

J.A.: Hay varias razones. La primera es que hay un público target compuesto por técnicos de campo, prescriptores y agricultores, que son cada vez más conscientes de la actual situación de cambio climático y que, por tanto, demandan soluciones para paliar el descenso productivo derivado del cada vez más frecuente estrés ambiental. Ello sumado a nuestra vocación por innovar y por ofrecer, en respuesta  a una cada vez mayor preocupación medioambiental, propuestas sostenibles que brinden una solución eficaz, nos lleva hace unos años a buscar unas áreas de negocio distintas a las que teníamos y que desde el punto de vista agronómico fuesen óptimas para hacer frente a la problemática del estrés ambiental. Y es entonces en el 2014, cuando se realiza la compra de la compañía irlandesa Oilean Glas Teo (OGT), pasando Tradecorp a ser fabricante de extracto de algas, dentro del sector de los bioestimulantes.

ECA: en esa línea de nuevo nicho de negocio ¿Qué objetivos os planteáis con la comercialización de la nueva gama de productos Phylgreen? 

J.A.: Nuestro bioestimulante a base de extracto de algas marinas Phylgreen tiene una gran presencia e impacto en la cuenca Mediterránea (Almería, Murcia, Valle del Ebro) y en cultivos como cítricos, hortícolas, olivar…nuestro objetivo comercial a corto plazo es consolidarnos, en términos de ventas, en estas áreas donde ya estamos presente y contamos con un gran reconocimiento de marca. Por otro lado, en zonas donde no tenemos la presencia que nos gustaría, como pueden ser las zonas de cultivos extensivos, aún queda pendiente esa tarea de lograr penetrar en esos mercados y que sus agricultores conozcan las bondades de los bioestimulantes y en concreto de las algas.

ECA: Phylgreen se ha probado en cultivos como melón, fresa, uva,  naranjo, pepino, tomate, y olivo a los que se ha sometido a condiciones de estrés hídrico para reproducir situaciones de sequía…¿esas pruebas de campo pueden hacerse extensivas a otros cultivos?

J.A.: Sí, tienes que tener en cuenta que, aunque de origen español, Tradecorp es una empresa presente en más de 70 países, cada uno de ellos con sus particular realidad agro-climática. En las diferentes cátedras que hemos realizado en zonas estratégicas de la geografía española, hemos intentado exponer los resultados de Phylgreen sobre los cultivos más característicos de cada zona, particularmente en cultivos mediterráneos. Aparte de en éstos, hemos cosechado con nuestro bioestimulante de algas marinas excelentes resultados en cultivos como cereales, tropicales, lechuga, y todo tipo de hortícolas y frutales. Por sus características, este producto siempre se va a adaptar a un problema común de todos los cultivos: el estrés, que lo puede sufrir cualquier cultivo, independientemente de su localización geográfica.

“La versatilidad y efectividad de Phylgreen ya no difiere de la zona agroclimática”

ECA: ¿Cuáles son vuestros objetivos a corto y medio plazo?

Presentación de la Cátedra Phylgreen en Sevilla.

J.A.: Como cualquier empresa compartimos el objetivo común de obtener resultados económicos pero, por encima de todo, nuestro principal objetivo, y por eso desarrollamos iniciativas como la Cátedra Phylgreen, es tranferir conocimiento. Es decir, darle al agricultor y productor lo que sabemos sobre los extractos de algas en general y sobre Phylgreen, en particular, para que disponga de todas las herramientas y pueda decidir qué es lo que le conviene aplicar en cada momento. Nosotros somos una empresa de bioestimulación, no sólo de algas. ¿Esto qué significa?, pues que nosotros hemos posicionado las algas para un uso muy concreto que es con el que consideramos que le vamos a sacar el máximo rendimiento a esta materia prima. Nosotros también manejamos otros bioestimulantes y nuestro objetivo es siempre darle al agricultor una recomendación de cuál es su mejor momento de aplicación y dosis. En este sentido, nuestro objetivo es ser líderes y referente en España, en cuanto a transferencia de conocimiento sobre bioestimulación y micronutrición.

ECA: aparte de factores medioambientales como los antes mencionados, ¿qué otras cuestiones están condicionando la orientación de vuestros proyectos de investigación e innovación aplicados al sector agrario?

J.A.: El principal factor que guía nuestras investigaciones y el desarrollo de nuevos productos son las personas, lo que está demandando el consumidor y el agricultor. Esto se traduce en la búsqueda de productos sostenibles y que aporten un mayor valor nutritivo, con mayor sabor, que ayuden a mejorar la vida útil…Todas esas preocupaciones que tienen, tanto el consumidor final del producto agrícola, como el usuario final de nuestros productos, son las que están marcando las líneas de investigación e innovación en nuestra compañía.

ECA: ¿Qué implica la cátedra Phylgreen para el agricultor?

J.A.: Desde el punto de vista de micronutrición y bioestimulación, es el evento más importante con el que cuenta Tradecorp. Es un perfecto nexo de unión entre técnico, agricultor y prescriptor. Lo que pretendemos es ser su referente en cuanto a conocimiento en estos ámbitos. Aspiramos a que, cuando ellos tengan una duda, algún problema, o busquen una solución relacionada con el estrés ambiental y con la micronutrición, piensen en nosotros. Y para ello no hay mejor manera que brindarles toda nuestra experiencia y conocimiento. Queremos acercar a pie de campo la investigación que estamos haciendo a nivel molecular, y transmitirles todos los datos que obtenemos en laboratorio, traducidos a datos de campo. Al mismo tiempo, conseguimos que a través de nuestra formación tengan más datos para tomar decisiones en la compra de productos bioestimulantes y escoger la opción que mejor se adapte a sus necesidades. Nuestra Cátedra es una herramienta de formación e información, que nos tiene que servir para estar mucho más cerca del agricultor.

Descargar / Download PDF