Las pérdidas en cebollas y patatas valencianas superan los 27 millones de euros

BOSCH JUNIO ESP

LA UNIÓ de Llauradors ha realizado un estudio sobre las campañas de cebolla y patata en las zonas productoras de la Comunitat Valenciana que refleja importantes pérdidas para los productores.

Estas pérdidas se estiman ya en una cantidad que pasa de los 27 millones de euros (casi 19 millones de euros en las comarcas de Valencia, 7,1 en las de Alicante y 2,4 en las Castellón).

Los precios este año para las cosechas de cebolla y patata son ridículos para los agricultores y en muchos campos han destruido las mismas o las han dejado perder ante la falta de compradores. En la cebolla apenas hay recolección ahora, la grande no tiene precio y la mediana y buena como máximo se cotiza en campo entre 0,10 o 0,13 €/kg (IVA, incluido). El descenso sobre la misma semana del pasado año es superior al 50%. Por su parte la patata sigue un ritmo progresivo de cotizaciones descendente y no pasa de 0,17 €/kg, con una tendencia a la baja según pasan los días, hasta situarse un 60% inferior a la misma semana de la pasada campaña.

Si desglosamos las pérdidas por provincias, en cebollas son de 11,6 millones de euros en las comarcas productoras de Valencia, 2,5 millones en las de Alicante y 768.000 euros en las de Castellón. Por lo que se refiere a la patata son de 7,3 en Valencia, 4,6 en Alicante y más de 702.000 euros en Castellón.

SIETE MEDIO NOTICIA

Toda esta situación contrasta con el incremento del precio que paga el consumidor en relación al que percibe el productor y que en el caso de la cebolla se dispara hasta el 1.120% y en la patata al 900%, según ha podido comprobar LA UNIÓ. Además, se da la circunstancia que en el caso de la cebolla -por ir más adelantada la campaña- se observa en los supermercados todavía mucha producción procedente de Nueva Zelanda, Perú y Holanda; algo que podría ocurrir con la patata, aunque cabe confiar en que se apueste por la nacional. Cabe señalar que muchas empresas suministradoras de esos productos importan de forma masiva, almacenan y hasta que no la tienen vendida no entran a comprar cebolla o patata de aquí, o presionan a la baja a nuestros productores con los precios.

Casi el 70% de la patata que se produce en la Comunitat Valenciana es temprana y en el caso de la cebolla el 95% es en grano y sólo el resto tierna. Ambos cultivos, junto a la exportación que ha visto bajar sus envíos por las restricciones de movimiento, tienen como principales canales también de comercialización el Horeca y los mercados de proximidad, por tanto se han visto muy afectados con la crisis sanitaria del Covid-19. Los únicos establecimientos que han incrementado sus ventas son las cadenas de supermercados que compran a grandes distribuidores nacionales o europeos y de ahí que se vea tanta producción de fuera en los lineales.

La Unión Europea ha adoptado medidas para estabilizar el mercado en el sector de la patata, pero únicamente para la de transformación, lo que deja fuera a la nuestra que mayoritariamente se dirige al consumo en fresco.

La media de producción de patata en la Comunitat Valenciana durante los últimos quince años es de unas 65.000 toneladas cultivadas en poco más de 2.200 hectáreas.  En cebolla es de unas 67.300 toneladas en también unas 2.200 hectáreas. Las zonas productoras más importantes son en patata las de l’Horta (37%), Vega Baja (19%), Vinalopó (12%), Ribera Baixa (7%) y Baix Maestrat (6%); mientras que en cebolla lo son l’Horta (47%), la Vega Baja (13%) y el Baix Maestrat (13%).

Descargar / Download PDF