frutales

“Hoy exportamos plantas de frutales a los principales mercados internacionales”

FORD Febrero
NEW HOLLAND FEBRERO

Para Viveros Hernandorena, la línea de exportación de planta se ha convertido en un pilar básico para la empresa. Presentes en 17 mercados internacionales, entre ellos algunos extracomunitarios, la profesionalidad, la calidad y el estricto cumplimento de la normativa internacional en materia de exportación de plantas avalan su trabajo como exportadores de frutales, una tarea nada sencilla, pero sí llena de gratificaciones, como nos explica en esta entrevista Rosa Hernandorena, directora comercial.

Por Marga López, periodista agroalimentaria 

Viveros Hernandorena ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años, con una destacada línea de exportación de plantas de frutales. ¿Desde cuándo están desarrollando esta estrategia comercial?

En 2007, con la construcción de las nuevas instalaciones en Benimodo (Valencia), ampliamos nuestra capacidad de producción, y con la incorporación de la última tecnología, nos abría la posibilidad de desarrollar esa línea exportadora con mayor fuerza y garantías. La crisis nacional, la actualización de nuestra imagen corporativa y creación del slogan en inglésPlanting for the future”, entre otras cosas, nos dieron el empuje necesario para que a partir de 2008/2009 apostáramos de forma decidida por la exportación de frutales. En cuanto a las especies más exportadas, aunque sí es cierto que comenzamos con el kaki, a ella se ha sumado en los últimos años el granado, con los que estamos presentes en 17 mercados internacionales, principalmente de la Unión Europa, pero también en países extracomunitarios, donde se están desarrollando grandes proyectos, como son el norte de África y América del Sur, por citar algunos ejemplo, y aunque la exportación hacia esos destino no es nada sencilla, sí tienen un gran potencial de crecimiento.

SIETE INTERIOR SECCION

¿Qué representa la exportación para el volumen de negocio de la empresa?

Nuestro objetivo a corto plazo era que el 40% de nuestra facturación procediese de la exportación, y afortunadamente ya lo hemos superado, y en ello ha sido clave, además de nuestra especialización y esfuerzo, la asistencia a ferias internacional como Fruit Attraction, que nos ha permitido ampliar nuestra visibilidad exterior. Ahora el reto es situarnos en el 50% de la facturación de Viveros Hernandorena, y mantenernos en esas cifras. No podemos olvidarnos del mercado nacional, pues aunque es cierto que hay crisis y no hay muchos grandes proyectos de nuevas fincas de frutales, es nuestro mercado natural, España es el mayor productor de fruta de Europa, y tenemos que seguir cuidando a nuestros agricultores y ofrecerles las mejores plantas.

Desde el punto de desarrollo en vivero, ¿es igual una planta cuyo destino es el mercado nacional que a la exportación?

Desde el momento que se produce la planta, hasta que finaliza su desarrollo en vivero y la marcamos como planta comercial, la producción y trazabilidad que lleva cada una de ellas es igual, independientemente del mercado final de destino, rigiéndonos siempre por la normativa del Reglamento Técnico Europeo de Producción de Planta de Vivero. Donde comienza la diferenciación para la planta de exportación es una vez finalizado su desarrollo agronómico. Unos meses antes del envío, iniciamos los análisis y certificados y preparamos toda la documentación que marca la legislación para la exportación, adecuándonos además a la normativa vigente en el destino. Se trata de operaciones por tanto de mayor riesgo, con mucha carga documental y de análisis, que necesitan un perfecto conocimiento de las normativas de cada país, no tanto para mercados de la UE, pero sí para los extracomunitarios, donde son necesarias realizar muchas analíticas y controles de calidad antes del envío de la planta. Cada país tercero es distinto.

Y una vez lista la planta y toda la documentación, comienzan los días de tránsito, quizás el momento más crítico en la expedición de planta….

Sí y no. Si la planta va bien seleccionada y embalada desde vivero, bien preparada, cumpliendo todas las normativas, controles y protocolos, no tiene por qué haber problemas en esa fase de la exportación. En algunos casos nuestra planta ha soportado hasta seis semanas de tránsito, y ha llegado a destino en perfectas condiciones. Para ello es necesario que la logística se realice en contenedores donde la temperatura, humedad y ventilación esté controlada. En este sentido tenemos que poner en valor que Viveros Hernandorena es un Punto de Inspección Fronterizo (PIF) autorizado, es decir, estamos certificados por el Ministerio de Agricultura para que los inspectores, en lugar de inspeccionar nuestras plantas en la aduana antes de salir a destino, vengan a nuestras instalaciones y realicen esos controles aquí. Esto nos permite un mayor control del proceso y sobre todo agilizar y reducir los días de tránsito.

Y el formato de presentación de la planta, ¿es igual en todos los países?

Tradicionalmente la demanda es superior hacia plantas con raíz desnuda, pero también es cierto que en los últimos años están creciendo las peticiones de plantas en maceta con fibra de coco como medio de cultivo. Esto nos obliga a añadir un certificado fitosanitario, que avale que la planta ha sido cultivada en condiciones estériles. Pero independientemente del formato elegido, los frutales se envía en estado de latencia, por lo que la calidad de la misma no se ve alterada durante la logística.

Descargar / Download PDF