Presentada en FIMA la nueva solución de agricultura de precisión Bosch Field Monitoring

Banner Feria San Miguel

La aplicación del Internet de las Cosas (Internet of the Things) pisa cada vez con más fuerza en la agricultura. Se trata de un segmento para el que el grupo Bosch, proveedor mundial de tecnología y servicios, estima un potencial de mercado de mil millones de euros a nivel mundial. De acuerdo con estas previsiones, Bosch ha presentado en España, en la última edición de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola de Zaragoza (FIMA), su solución de agricultura de precisión Bosch Field Monitoring, instalada ya en cultivos como el viñedo, los cítricos, los frutos rojos, el tomate y el olivar. A través de esta herramienta se busca un mayor seguimiento y control de los cultivos para optimizar los recursos, una necesidad cada vez mayor, máxime en el contexto actual de situaciones extremas provocadas por la sequía y las heladas, a consecuencia del cambio climático.

La configuración de alarmas que ofrece la aplicación de este sistema, ayuda a evitar la pérdida total o parcial de la producción debido a heladas. Gracias a la medición de la temperatura de bulbo húmedo en cada momento, el agricultor podrá tomar las medidas preventivas adecuadas

Además, Bosch Field Monitoring evita que se realice un mal uso del agua, ya que también mide la humedad del suelo, permitiendo determinar cuándo y cuánto regar. Adicionalmente, controla la temperatura y la humedad de la planta. De esta forma, cuando el productor recibe la alarma en su smartphone, cuenta con un margen de tiempo para reaccionar, ya sea activando el riego por aspersión para evitar daños por congelación, abriendo el invernadero para disminuir la humedad ambiental y evitar la aparición de hongos, o activando el sistema de riego para que el suelo no esté demasiado seco.

En definitiva, se trata de una solución muy sencilla y fácil de instalar, que tiene como objetivo ayudar a que el agricultor tome las mejores decisiones gracias al acceso a la información sobre el estado del campo en cualquier momento y en cualquier lugar. Además, esta solución se amortiza en los primeros meses de utilización, gracias a la optimización de los recursos.

Reclamos más novedosos de Bosch en FIMA

Stand de Bosch en FIMA 2018.

El sistema Field Monitoring, desarrollado por la start-up Deepfield Robotics de Bosch, ha sido el protagonista del stand con el que la empresa líder en tecnología y servicios ha estado presente en la 40ª Feria Internacional de Maquinaria Agrícola 2018 (FIMA), que se ha celebrado del 20 al 24 de Febrero en Zaragoza.

Otra de las últimas novedades que ha podido encontrar en el stand de Bosh el público asistente a esta feria ha sido Milk Monitoring, un sensor que mide la temperatura de la leche en el tanque, permitiendo conocer si se está conservando en condiciones óptimas

Actualmente, esta tecnología se encuentra en su fase final de desarrollo y, próximamente, estará disponible en el mercado Ibérico. Según explica Thijs Verploegen, jefe de producto de Milk Monitoring: “Es crucial que el agitador, la limpieza y la refrigeración funcionen correctamente y que la leche no supere los 4º C de temperatura durante varias horas, pues si esto ocurre, la cantidad de gérmenes aumenta y la leche no es apta para el consumo humano, causando importantes pérdidas económicas al ganadero”.

El principio de funcionamiento de este sistema se basa en el mismo que los anteriores desarrollos de Bosch para el sector agrícola. Los sensores son sencillos de usar e instalar, y son escalables, por lo que son válidos para todo tipo de tanques de leche, independientemente del modelo, fabricante o antigüedad del mismo. Esto permite, además, modernizar las instalaciones a un bajo coste.

Milk Monitoring va acompañado de una aplicación para dispositivos móviles que alerta a los ganaderos cuando se rompe la cadena de refrigeración, lo que les permite actuar a tiempo antes de que la leche se agrie

Agricultura ‘en la nube’

Bosch aprovecha su experiencia en tecnología de sensores, software y servicios para aplicarla a nuevos sectores de mercado, tales como smart cities, smart homes, eMobility, Industria 4.0 y smart agriculture. El objetivo es ofrecer soluciones innovadoras basadas en el Internet of Things (IoT) para conseguir un mundo conectado. Sólo en cuatro años, se estima que 14 mil millones de aparatos estarán conectados, incluyendo electrodomésticos, cámaras de seguridad, vehículos y máquinas industriales.

Estefanía Hernández, responsable de desarrollo de Smart Agro en España: “en el terreno agrícola, el objetivo de Bosch es lograr una agricultura más sostenible y eficiente mediante soluciones fáciles de usar e instalar, y que sean económicamente asequibles

Según BI Intelligence, actualmente hay más de 43 millones de objetos conectados en el sector agrícola y se estima que, en 2020, se generen 500.000 puntos de datos al día por agricultor, lo que pone de manifiesto el gran potencial de este mercado”.

Instalación real del sistema de Bosch, que permite al productor conocer el estado de su cultivo de un vistazo, dónde y cuándo quiera.

Gracias a todos estos datos, el productor puede tomar mejores decisiones basadas en información precisa y en tiempo real, evitando situaciones de congelación, sobrecalentamiento, aparición de hongos y uso inadecuado del agua durante el riego.

Con este tipo de soluciones basadas en el Internet de las Cosas, el agricultor puede aumentar su rentabilidad en un 1,5 por ciento y lograr una reducción de costes de entre el 3 y el 6 por ciento

Fuente: Bosch

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

➡️FIMA reafirma su liderazgo internacional, superando los 240.000 visitantes

Descargar / Download PDF