Orellana valora la importancia del Big Data en la racionalización y sostenibilidad de la actividad agraria

NEW HOLLAND Q4 2018 – ESP

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Esperanza Orellana ha valorado la importancia de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (Big Data) para contribuir, mediante un uso más sostenible de los recursos, a la racionalización de la actividad agraria. Orellana, que ha realizado estas declaraciones durante la sesión inaugural de la Jornada celebrada el 29 de marzo por el Ministerio para analizar las actuales tendencias que hoy en día confluyen en el mundo del Big Data, ha afirmado que las políticas para promover las tecnologías de la información y la comunicación son cruciales para la agricultura.

Para Esperanza Orellana, la aplicación del Big Data en el sector agrario ha reducido los costes de información y de intercambio de productos, transformando a su vez el funcionamiento de empresas y personas

Según ha explicado, las necesidades de información de los agricultores aumentarán a medida que tengan que tomar decisiones, cada vez más complejas, sobre cómo utilizar sus tierras, que cultivos producir y cómo, y en qué mercados pueden comprar insumos y vender sus productos. Para hacer frente a esos retos ha destacado el papel de las TIC, que están contribuyendo de manera significativa al crecimiento y desarrollo socioeconómico del sector agrario.

En el transcurso de esta Jornada, que ha tenido lugar en el Centro Nacional de Capacitación Agraria en San Fernando de Henares, Orellana ha destacado las positivas repercusiones de estas tecnologías, como es el caso de los recursos remotos, que recogen información sobre humedad del suelo, temperatura, radiación, intensidad de viento o crecimiento de cultivo. Unas informaciones que permiten a los agricultores obtener mejores rendimientos optimizando el manejo de los cultivos y reduciendo el uso de insumos tan importantes como son los fertilizantes, pesticidas, agua y energía, lo que además contribuye a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático en la agricultura.

Orellana: “el Big Data tiene unas posibilidades sin precedentes para facilitar información para toma de decisiones, y para cerrar la brecha digital entre la sociedad urbana y la rural”

De esta forma, ha indicado la directora general, el incremento de datos e información de calidad permite a los agricultores identificar problemas, planificar y supervisar acciones de gestión en sus explotaciones.

Estas múltiples ventajas, ha explicado Orellana, han motivado la organización de una Jornada sobre Big Data en Agricultura, que contempla las aplicaciones de esta tecnología al regadío, al control de aforos y recolecciones y al mundo del vino, pasando por los retos y oportunidades que ofrece al agricultor el mundo de la digitalización.

Fuente: MAPAMA

Descargar / Download PDF