La producción de cereales al borde de hito histórico

Banner Feria San Miguel

El Consejo Internacional de Cereales (CIC) espera que la producción mundial de cereales disminuya en sólo un 1% en 2015-2016 respecto al récord del año pasado, gracias también a las abundantes existencias, se prevé que la oferta total alcance un nuevo máximo histórico. Aunque el aumento de la oferta se verá absorbido en gran medida por la fuerte demanda, cabe esperar que las existencias alcancen su cifra más elevada en 29 años.

Es previsible cierta caída del comercio de trigo y cebada, pero los envíos de maíz y sorgo se mantendrán fuertes, según el CIC. Tras el aumento notable de la campaña anterior, se espera que el comercio mundial de soja registre un incremento más bien modesto, dado que la subida de la demanda en China se verá compensada por una reducción de las compras por parte de otros países. Este organismo estima que el arroz experimente una situación mucho más ajustada en 2015-2016, dado que las existencias de los principales exportadores podrían descender en un 33%.

 La cosecha de cereales

La recolección en el hemisferio norte ya ha entrado en su recta final, y la previsión para la producción mundial de cereales totales (trigo y cereales secundarios) en 2015-2016 se ha incrementado en 2 millones de toneladas desde el mes pasado, para situarse en 1.999 millones, cifra inferior en sólo un 1% al récord de la campaña pasada.

Se ha aumentado la proyección para la producción de maíz, sobre todo en Estados Unidos, mientras que la previsión para la cebada se ha incrementado para reflejar unos resultados superiores a lo esperado en Canadá y la UE. Se sigue esperando que la cosecha de trigo alcance un nuevo máximo histórico, aunque la proyección se ha recortado ligeramente desde el mes pasado, con una cifra más baja para Australia, debido a las condiciones excesivamente secas.

Reflejando las proyecciones más elevadas para el consumo de maíz, cebada y avena en forma de pienso, la previsión para el consumo mundial de cereales se ha incrementado en 5 millones de toneladas a 1.991 millones, cifra que supone un ligero aumento interanual. Dicho aumento se atribuye más que nada a la creciente demanda alimentaria, aunque se espera que el consumo destinado a piensos se aproxime al récord de la campaña pasada. La proyección para las existencias al cierre de 2015-2016 se ha reducido ligeramente desde septiembre, para situarse en 454 millones de toneladas, aunque se sigue tratando de su nivel más elevado en 29 años. Con aumentos para el trigo, la cebada y el sorgo, la proyección para el comercio mundial se ha elevado a 315 millones de toneladas, su segunda mayor cifra de la historia.

La producción de soja escala posiciones

El CIC estima ahora en 319 millones de toneladas cifra que representa un ligero aumento respecto al mes de septiembre, y resulta inferior en menos del 1% al récord del año pasado. El incremento de la oferta respecto al mes pasado se verá absorbido en gran medida por un mayor consumo, por lo que las existencias mundiales al cierre de la campaña apenas experimentarán cambios, estimándose en un máximo histórico de 49 millones de toneladas, un aumento interanual del 4%.

En parte como reflejo del aumento de la proyección para la campaña anterior, no se prevé que el comercio experimente grandes cambios en 2015-2016, estimándose ahora en alrededor de 126 millones de toneladas. El modesto aumento de las importaciones por parte de China compensará con holgura la caída de las entregas a otros mercados.

Arroz, ligeramente a la baja

Debido a un nuevo deterioro de las perspectivas para la cosecha en Asia, la proyección para la producción mundial de arroz en 2015/16 se ha recortado ligeramente, a 474 millones de toneladas, cifra que supone un descenso interanual muy modesto. La disminución consiguiente de la oferta se verá reflejada más que nada en cierta caída del consumo, mientras que la previsión para las existencias al cierre se ha reducido levemente, para situarse en 94 millones de toneladas.

La caída interanual del orden del 12% se atribuye más que nada a los exportadores principales; las existencias conjuntas en la India y Tailandia podrían descender en casi un 40%. Dada la disminución prevista de los envíos a África, se espera que el comercio descienda en 0,5 millones de toneladas en 2016, a 41,5 millones, aunque se sigue tratando de una cifra superior a la media.

Fuente: CIC

Descargar / Download PDF