IICA y México ayudan a revitalizar la industria del coco en Granada

Banner Feria San Miguel

Una iniciativa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), apoyada por el Gobierno de México, busca revitalizar la producción de este cultivo en Granada con 1.500 plántulas de coco resistentes al amarillamiento letal que, provenientes de México, han sido incorporadas a las variedades de coco de Granada, dentro del Programa de Renacimiento del Cultivo de Coco del Ministerio de Agricultura (MOA). 

Estas variedades de alto rendimiento fueron obtenidas mediante los esfuerzos del Instituto, a raíz de una solicitud del MOA y con la colaboración del Gobierno de México.

A través de esta acción se busca fortalecer la producción de este cultivo y desarrollar las capacidades agronómicas requeridas para su cuidado.

Entre las actividades incluidas en esta iniciativa, personal técnico y funcionarios de extensión han sido capacitados en el manejo correcto de las plántulas. Además, 40 productores de coco seleccionados recibirán capacitación en agronomía del coco y en cómo cuidar de sus plantas, con objeto de que lleven a cabo las tareas de multiplicación de las nuevas variedades, a fin de que posteriormente estén disponibles para el resto de la población.

De acuerdo con Derek Charles, especialista nacional de la Representación del IICA en Granada, el objetivo final que se persigue con esta iniciativa en rehabilitar la industria del coco para 2018 y tener acceso a variedades mejoradas, de rápida entrada en producción y alto rendimiento, resistentes a enfermedades y de buena calidad en cuanto al sabor de su fruto. En ese sentido, Daniel Lewis, jefe de Agricultura, ha afirmado que la introducción de estas plantas de alto rendimiento beneficiará al sector cocotero, aumentando la producción de coco orientada a los mercados de productos frescos y de productos agrícolas transformados.

Una industria en recesión

En Granada, antes de que los huracanes azotaran el país, la mayor parte de los medios de vida de las comunidades rurales dependía de la industria del coco; sin embargo, después del paso de los huracanes Iván y Emily en 2004 y 2005, respectivamente, y de la infestación de enfermedades y plagas, dicha industria alcanzó su nivel más bajo, ya que la producción se redujo hasta la mitad.

Fuente: IICA

Descargar / Download PDF