Fernando Burgaz cataloga las frutas frescas y hortalizas como un esencial en la dieta de los españoles

Banner NEW HOLLAND T7 ESP 2018

El director general de la Industria Alimentaria, Fernando Burgaz, ha participado en la jornada “Frutas y hortalizas: nutrición y salud en la España del siglo XXI“, donde ha señalado que las frutas frescas y las hortalizas son un producto fundamental en la dieta de los hogares españoles y en la composición de su cesta de la compra.

Según ha detallado, durante el último año móvil (cerrado a julio de 2017) la compra de frutas frescas en el hogar alcanza los 4.294 millones de kilos, equivalente a 6.148 millones de euros en términos monetarios, lo que supone el 14,8% de la cantidad total de alimentos y bebidas adquiridos para consumo en el hogar y el 9,2% del presupuesto global dedicado a esta partida.

Asimismo, Burgaz ha indicado que desde 2013 y hasta la actualidad, se han constatado reducciones de consumo permanente. En concreto, en el último TAM (Total Año Móvil) de julio de 2017 el volumen de compra de la categoría se reduce un 1,7% respecto al cierre de 2016.

En este contexto, Burgaz considera que existe potencial de crecimiento para este sector, ya que la sociedad muestra una creciente preocupación por una alimentación saludable y un gran interés por el consumo de productos novedosos y de calidad. Además, hay un importante margen de crecimiento en el consumo de frutas y verduras para seguir las recomendaciones de la Dieta Mediterránea.
Fomento del consumo

Ante esta situación, el director general ha explicado que el Ministerio de Agricultura ha desarrollado una activa estrategia para fomentar el consumo de frutas y verduras en la población. Así, se ha actualizado el calendario oficial de frutas de temporada, que se ha difundido a través de las redes sociales del Ministerio. También se está realizando una activa campaña de promoción de las frutas y verduras amparadas por sellos de Calidad Diferenciada.

En otras medidas, Burgaz también ha citado la Estrategia Alimentos de España, con la que se busca apoyar la promoción de nuestros alimentos en el mercado nacional y en el exterior, con especial énfasis en los que componen la Dieta Mediterránea, aprovechando la relación que existe entre alimentación y otros sectores de la actividad económica, como el turismo, la cultura, la gastronomía, el deporte, el medio ambiente y la salud.

De igual forma, el director general ha puesto en valor el Programa escolar de consumo de frutas y hortalizas, cuyo principal objetivo es fomentar su consumo en la población infantil e inculcar hábitos alimenticios saludables entre los futuros consumidores. Este programa destinó 12,9 millones de euros en el curso 2016/2017, llegando a más de 1,5 millones de niños en 5.600 colegios.

Además, durante este año y a lo largo de 2019 se está desarrollando la campaña “Mediterraneamos” y “Cultura Mediterránea”. Burgaz ha recalcado que la fruta se encuentra en la base de la pirámide de la Dieta Mediterránea, y por eso se dedica especial atención a informar y promocionar su consumo en las distintas actuaciones.

Por último, Burgaz ha incidido en la importancia de reducir el desperdicio alimentario, ya que las frutas frescas son el alimento más tirado a la basura dentro del hogar. Para ello, el Ministerio desarrolla la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, a través de diferentes áreas de trabajo como la generación de conocimiento, la formación y sensibilización, el fomento de buenas prácticas y la investigación e innovación, entre otras.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

➡️La UE llevó el consumo de frutas y hortalizas y lácteos a más de 30 millones de niños, durante el curso escolar 2016/17

➡️AESAN y MERCAMADRID inauguraron la Jornada Profesional de “5 al día”, destacando la importancia de divulgar y promover el consumo de frutas y hortalizas

 

 

 

Descargar / Download PDF