El sector porcino español mira hacia la exportación. Miguel Ángel Higuera

NEW HOLLAND Q4 2018 – ESP

El sector porcino español soportando una crisis sin precedentes puesto que el problema no solo radica en un desajuste entre la oferta y la demanda, sino que además está acompañado por un retroceso en el valor de los productos producidos lo que está originado.

La solución no es fácil sobre todo en el caso del sector porcino europeo que no está sujeto a subvenciones de la Política Agraria Común europea y que además se tiene que enfrentar a la globalización mundial del sector porcino, lastrado por un modelo de producción que le aporta una diferenciación superior tanto en calidad de producto como en calidad de producción, pero que difícilmente consigue esa diferenciación vía precio en terceros países. El exhaustivo control de calidad, el bienestar animal en todas las fases de producción, el cuidado del medio ambiente, la no utilización de proteínas de origen animal en la alimentación de los cerdos así como la limitación del uso de eventos modificados genéticamente hacen que los costes de producción del producto europeo y por lo tanto el español estén, de media, un 20% por encima del resto de los competidores donde las normativas de protección de los animales o del medio ambiente son prácticamente inexistentes.

Desde la Unión Europea, las alternativas propuestas para solucionar la crisis del porcino son infructuosas y nada creativas que permitan al ganadero de porcino ver la luz al final del túnel. La medida de almacenamiento privado no solo es retrasar el problema, sino que en muchas ocasiones y dependiendo de cómo se ejecute, contraproducente para el ganadero.

Por ello, la única solución coherente es potenciar la exportación y poner en valor la diferenciación positiva del sector porcino español continuando con el trabajo que ya se viene haciendo. En el 2015, las exportaciones del sector porcino ascendieron a 4.087,19 millones de euros, lo que representa un incremento del 8,41% comparado con 2014 y un 22,58% superior al 2013. Respecto a 2014, se incrementaron en 2015 las exportaciones de Carnes y Despojos (un 10,35%) y las de elaborados cárnicos (un 12,66%); mientras que retrocedieron las de grasas, tocino y manteca (-8,5%) y las de animales vivos (-15,9%).

El volumen total de exportaciones en 2015 ha sido de 1.725.000 toneladas (un 73% en mercados comunitarios y un 27% en mercados extracomunitarios), consolidándose como uno de los mayores exportadores solo por detrás de Alemania, EE.UU. y Países Bajos, pero por delante de Dinamarca, Canadá, Brasil, Chile o México.

El objetivo es mantener e incrementar la cuota de exportación para que los consumidores del mundo entero se puedan beneficiar de la calidad diferenciada del porcino español, respaldado por un modelo de producción que otorga una seguridad, trazabilidad y transparencia muy por encima del resto de los países productores de porcino.

Miguel Ángel Higuera. Director de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (ANPROGAPOR)

 

 

 

Descargar / Download PDF