170206_Alex von Stemple

El neo-bilateralismo y el efecto sobre las cadenas globales perecederas

NEW HOLLAND ESP 2017

Por Alex von Stempel, Director General de Freshwater Logistics Ltd (*)

A medida que el mundo se sumerge en un mar de incertidumbre, con el presidente Trump amenazando con imponer un nuevo orden económico mundial, es esencial la necesidad de mantener el flujo de alimentos.

“La cancelación del Acuerdo de Asociación Transpacífico, la probabilidad de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte sufra un destino similar y, probablemente lo peor de todo, la amenaza de una guerra comercial total con China están poniendo las cadenas de suministro globales bajo una excesiva presión proteccionista”

Mientras tanto, en Europa, las inminentes negociaciones de Brexit están llevando a una postura de endurecimiento en ambos lados del Canal.

Ahora banner ECA AGRI antes fue Asamblea 5 al Día 2017 ESP

El resultado del referéndum del Reino Unido el pasado mes de junio ha llevado a una depreciación drástica de la libra, tanto frente al euro como al dólar estadounidense, y la creciente inflación de los precios de los alimentos ha cobrado ritmo. Recientemente, se ha dado a conocer a los consumidores del Reino unido hasta qué punto se han vuelto sensibles a los precios las cadenas de suministros de productos frescos.

El impacto de la escasez de vegetales en algunos estantes de los supermercados del Reino Unido es un buen ejemplo. Culpar al inusualmente inclemente clima en España de la repentina escasez de lechuga, brócoli, col y berenjenas en este lado del Canal es probablemente tanto una cuestión de bombo de los medios de comunicación como un elemento de distracción.

¿Por qué, por ejemplo, nadie en Alemania se queja de una crisis de oferta? Según la oficina alemana de marketing y precios ZMP no hubo movimientos significativos de precios al alza para la lechuga, incluyendo la lechuga iceberg, la semana pasada. De hecho, parece haber suficientes cantidades disponibles de los Países Bajos, Polonia y Suecia.

“La depreciación de la moneda británica frente al euro y otras monedas desde el referéndum de la UE es la verdadera razón por la cual los supermercados británicos están ahora experimentando la temida salida de existencias, es decir, los estantes vacíos”

La verdad es que en el comercio de productos frescos la moneda es el rey. “Los productores siempre intentarán vender en el mercado donde puedan obtener el mejor precio”, dice Phillip Symons de Northbay Europe. La empresa importa todo tipo de frutas, espárragos, mangos, manzanas, incluyendo bayas azules de Chile y Estados Unidos.

“A pesar de todo lo que se está hablando sobre un posible tratado de libre comercio entre la administración de Trump y el Reino Unido, la libra sigue en la merma”

Esto significa que tanto los supermercados como los mayoristas tendrán que pagar más por los productos frescos en los próximos meses. Los minoristas han estado tratando de proteger a los consumidores de los aumentos de precios hasta ahora, pero hay fuertes señales de que se ha llegado a un límite.

¿Quién pagará?

La gran pregunta es ¿quién tendrá que pagar por la inflación importada: los productores, los minoristas, el sector de los servicios de alimentos o los proveedores de servicios de logística? En este momento principalmente el transporte aéreo está sintiendo los efectos, con los aeropuertos que se ponen en alerta roja, pero en poco tiempo  se espera que los problemas se propaguen a otras fronteras, incluidos los puertos marítimos.

“El riesgo de que los flujos de comercio sean desviados como consecuencia del proteccionismo es ahora real y no hay razón para que el sector de los productos frescos de ambos lados del Atlántico se salve”

Al igual que el nuevo presidente de los Estados Unidos está ahora abogando por un “enfoque de nación por nación” al tratar con diferentes socios comerciales de Estados Unidos y el riesgo de desestabilizar a la Unión Europea en el proceso, el gobierno del Reino Unido bajo Theresa May ahora espera asegurar “sector por sector” tratados con sus socios comerciales europeos.

Aunque “la gente necesita comer”, tenemos que recordar que la agricultura tiene un lobby político relativamente débil, en comparación con otros sectores de la industria, como la industria automotriz, la energía y, por supuesto, el sector bancario.

Por ejemplo, en el Reino Unido, el Fresh Produce Consortium, una asociación comercial compuesta por productores, exportadores e importadores, está presionando al gobierno del Reino Unido para garantizar mejores condiciones a los importadores del Reino Unido. Mientras que los agricultores británicos dependen entre el 50 y el 60 por ciento de sus ingresos con subvenciones procedentes de Bruselas, los importadores no se benefician actualmente de tal protección. Lo que sucederá si el Reino Unido deja a la UE nadie lo sabe.

“El Reino Unido importa más del 40 por ciento de los productos frescos, casi el 80 por ciento de la carne fresca y casi el 100 por ciento de los alimentos preparados y procesados, ya sea como productos terminados o intermedios”

Las similitudes entre Brexit en el Reino Unido y Trump son ineludibles, sin embargo, el Reino Unido sigue subrayando la importancia del libre comercio global y es la clave para asegurar el libre acceso para un número de sectores en ambos lados de la nueva brecha.

“La razón por la que el Reino Unido todavía se aferra al libre comercio se basa en su historia, que está estrechamente vinculada con la fuerte tradición marítima y una dependencia de 150 años de las importaciones de alimentos”

El hecho de que el 90% del comercio mundial se realice por mar y que el GDP se acompañe generalmente de imágenes de contenedores que se manejan en puertos marítimos es un recordatorio útil de cómo los consumidores han recurrido a un suministro virtualmente ilimitado y sin obstáculos de mercancías procedentes del extranjero.

¿Cómo se verán afectados los productores de mango mexicanos cuando se construya el “muro” entre los Estados Unidos y México? México es el segundo mayor proveedor de importaciones agrícolas para los Estados Unidos. Como resultado, el costo de los aguacates, bayas, limones y mangos es probable que aumente, tal y como Gerardo Gutiérrez Olvera, director gerente de finanzas comerciales del banco mexicano Banorte, advirtió recientemente.

“Es complicado que los exportadores de frutas mexicanas puedan desviar sus exportaciones a China y Japón o Europa sin destruir los precios en el proceso”

Las medidas de represalia son propensas a lastimar a todos y ya han llevado a un clamor entre los agricultores de frutas en California y los productores de verduras en Escocia. La prohibición de la libre circulación de mano de obra afectará significativamente a los productores que han recurrido a los trabajadores emigrantes.

El aumento de los controles fronterizos, las verificaciones de seguridad y un aluvión de papeles en la cadena de suministro podrían ser significativos y conducir a un mayor costo, de acuerdo con la Federación Británica de Almacenamiento y Distribución de Alimentos (FSDF).

“Otra cuestión crucial será cómo las empresas multinacionales de frutas y hortalizas como Chiquita y Dole reaccionarán ante una mezcla de incentivos fiscales y arancelarios de Washington en el futuro. Hasta ahora se ha oído muy poco sobre esto”

El “proteccionismo global”

El peligro real es que tanto las barreras arancelarias como las no arancelarias se están extendiendo a otras partes y sectores del comercio mundial, como advirtió recientemente el FMI. Sin embargo, puede ser necesario separar la protección y el proteccionismo. Un buen ejemplo es Sudáfrica, que muestra cómo las cadenas de suministro modernas son profundamente complejas y entrelazadas en estos días.

Los granjeros sudafricanos han estado presionando contra el aumento de las importaciones de pollos que podrían amenazar la producción de aves de corral. Se oponen a los productos que entran en el país sin estar debidamente supervisados. Tanto las mercancías que llegan bajo AGOA (Ley de Crecimiento y Oportunidad de África) como la UE han sido objeto de “dumping social”.

De la misma manera, los productores españoles de cítricos han estado presionando a las autoridades europeas contra la mancha negra de cítricos, que se encuentra en Sudáfrica y en partes de América Latina. Los productores españoles han afirmado que la enfermedad podría propagarse de planta en planta y así infectar cultivos de cítricos españoles. Sin embargo, no se ha encontrado ninguna evidencia creíble para apoyar esto.

Respuesta logística

Mientras tanto, hay algunos ejemplos de cómo una mayor eficiencia logística podría ayudar a reducir el costo de distribución y, por lo tanto, mejorar la eficiencia de costos.

Fruit South Africa, la asociación de todos los productores de fruta de Sudáfrica. Ha estado tratando de llegar a los importadores de aves de corral en Sudáfrica para combinar los flujos de importación de aves de corral con los flujos de exportación de fruta de Sudáfrica. El plan sería enviar contenedores frigoríficos por ferrocarril desde / hacia los puertos de Durban y / o Ciudad del Cabo y utilizar los mismos contenedores para las importaciones de aves de corral cubriendo la demanda en la zona cerca de Johannesburgo. Las exportaciones de cítricos, mangos y aguacates del norte del país podrían ser transportadas por ferrocarril internamente o para exportación a través de los principales puertos marítimos.

Esta propuesta potencialmente innovadora fue presentada como una iniciativa conjunta de la FSA en la Cool Logistics Global Conference en Bremen el año pasado, aunque poco se ha escuchado desde entonces. Según Andy Connell de A-bar-C Services, la FSA todavía está tratando de nombrar a un candidato que sería responsable de un acercamiento entre los diferentes sectores de exportación de frutas.

Por lo tanto, parece ser que superar las divisiones entre el comercio de frutas es más difícil de lo esperado. La perspectiva de poder competir de manera más efectiva en los mercados mundiales reduciendo drásticamente los costos logísticos es convincente.

Como siempre, tanto en el transporte ferroviario como en el marítimo, el desafío consiste en encontrar soluciones que funcionen en ambos sentidos para maximizar la utilización de los activos. Los buques, así como vagones, sólo ganan dinero cuando están llenos, no vacíos.

Otra solución creativa podría ser el uso de los denominados Reefers no operativos (NOR) que transportan productos como teléfonos móviles de China a Sudáfrica y, por tanto, reducen los costos de reposicionamiento de los reefers en Sudáfrica, donde siempre hay una gran demanda de reefers. En la actualidad los teléfonos móviles y otros bienes que claramente se beneficiarían del control de la temperatura llegan principalmente en contenedores secos.

Aunque es muy difícil establecer la proporción de los costes logísticos como proporción de los costes de venta, la logística sigue siendo el “elefante en la habitación”, que nadie está preparado para abordar, en gran parte, debido a una falta de imaginación

Todo el mundo sabe de esto, pero mientras los intereses de lucha y las miras estrechas prevalezcan, ¿qué posibilidades hay de abordar los problemas del proteccionismo y el miedo crecientes?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

➡️Impacto del Brexit en el sector agrario: ante todo, mucha calma…

Descargar / Download PDF