Cebrián traslada la singularidad valenciana al debate sobre la Política Agraria Común

“La nuestra es una agricultura abierta, acostumbrada a competir en los mercados internacionales”, ha destacado Elena Cebrián entre nuestras fortalezas territoriales, en el debate abierto entre comunidades autónomas ante la futura Política Agrícola Común 2020-23 (PAC), actualmente en proceso de negociación a distintos niveles.

Elena Cebrián ha trasladado la singularidad de la estructura productiva valenciana al análisis territorial en el foro organizado en Madrid por la UPA  Federal (Unión de Pequeños Agricultores), junto a la consejera de Castilla León, Milagros Marcos, su homólogo andaluz, Rodrigo Sánchez Haro, y un representante del Gobierno aragonés, moderado por el secretario general de UPA Ignacio Senovilla.

Una estructura de producción diversa, aunque muy caracterizada por las frutas y hortalizas, y una estructura de la propiedad con pequeñas explotaciones constituyen rasgos de la agricultura valenciana que, ha señalado la consellera, el gobierno autonómico aborda con un  esperado instrumento dinamizador,  la Ley de Estructuras Agrarias, que aprovechará las fortalezas del sector y contribuirá a superar sus debilidades estructurales.

Cebrián ha reiterado que la actual PAC, en especial el primer pilar, el de la organización común de mercados y pagos directos a las explotaciones, no se adapta a nuestra estructura agraria ha perjudicado a nuestro sector. De hecho, ha visto reducido a la mitad el número de solicitudes en los últimos 10 años. Por eso ha reivindicado que se considere en la futura PAC esa especial estructura productiva del campo valenciano y que se reconsidere una burocracia que puede conducir a la desafección a los solicitantes potenciales.

También ha puesto el acento en que se reconozca la experiencia positiva que hemos aportado con las organizaciones de productores, en el sentido de fomentar el asociacionismo, concentrar la oferta de mercado y organizarse para la promoción  y planificación de los productos.

Planificación y presupuesto justo con especial énfasis al desarrollo rural

Cebrián defenderá con el Ministerio y las CCAA –que se reúnen el próximo lunes- un presupuesto justo para la nueva PAC, con especial énfasis en el desarrollo rural. “Para nosotros supone medidas fundamentales de diversificación de las economías locales de mejoras estructurales, de apoyo a las industrias agroalimentarias, que fijan población y crean un tejido socioeconómico que revitalizan nuestras zonas de interior”.

La consellera ha apuntado el papel del desarrollo rural respecto a las superficies agroforestales, en un territorio donde el 60% son áreas forestales, para las que el paisaje mosaico agroforestal con discontinuidades que proporciona la agricultura tiene un papel importante para la gestión forestal sostenible y la prevención de incendios.

Y ha trasladado la reivindicación del campo valenciano de una reciprocidad con respecto a las importaciones de países terceros entre otras respecto a las condiciones fitosanitarias, al menos iguales a las que se exigen a nuestros agricultores.

La PAC, ha concluido Elena Cebrián, es un complemento de la nueva política agraria impulsada por el Govern del Botànic y ha de verse como una oportunidad que sea efectiva para las mujeres en el sector. Pero al mismo tiempo ha de ser una PAC que genere rentas, dé confianza y seguridad jurídica a agricultores y agricultoras y que sea comprensible por la ciudadanía, en la medida en que estamos hablando de proveer alimentos sanos, seguros, y de calidad, que requieren del cuidado del territorio y las personas que trabajan en él.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

➡️DS Smith participará en la feria Empack Oporto 2018

➡️La nueva Telescópica de Massey Ferguson TH.8043 alcanza una nueva dimensión en cuanto a capacidad y rendimiento

 

Descargar / Download PDF