ataque contra vino

AVA-ASAJA advierte: “la pasividad de la UE ante ataques franceses alienta el desencanto hacia Europa”

Banner IGP ESP

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha criticado duramente los últimos ataques contra el vino español protagonizados por agricultores galos y ha exigido a la Unión Europea sanciones contudentes. En ese sentido, su presidente, Cristóbal Aguado, ha advertido que la pasividad de Bruselas ante estos asaltos reiterados de productores franceses alienta el sentimiento de desencanto hacia el proyecto común europeo. Tras este conflicto, que viene prolongándose en el tiempo, se hallan las acusaciones de los viticultores galos de competencia desleal y comercialización de vino español a granel como francés.

Ante el inicio de la campaña vitivinícola, los agricultores franceses retoman sus hostilidades contra las producciones españolas (un conflicto aún por resolver y que se viene remontando a bastantes años atrás en el tiempo) y justifican sus ataques en protesta por la entrada a su país de vino a precios más reducidos que, según denuncian, además se vende a granel haciéndolo pasar como vino francés. Concretamente, las tarifas del litro español sin embotellar han caído de los 0,55 euros en 2013 a los 0,32 en 2015, y mientras el hectolitro español en ese formato se vende ahora a entre 30 y 40 euros, el de los caldos galos se sitúa entre los 70 y 80, algo que muchos viticultores tachan de “competencia desleal”.

Así, agrupados en el denominado Comité Regional de Acción Vitícola, una docena de encapuchados con hachas asaltaron la semana pasada una empresa francesa especializada en la importación de vino español y, tras forzar las puertas de los depósitos, derramaron 50.000 litros de caldo procedentes de varias bodegas nacionales. El sabotaje causó una riada de vino en la ciudad de Sète, cercana a Marsella, que inundó varias casas y requirió la intervención de los bomberos.

Se trata del tercer ataque en lo que va de año, ya que en febrero destruyeron 18.000 kilos de cítricos y hortalizas procedentes de Murcia, y en abril derramaron sobre la carretera el vino de cinco camiones españoles ante la mirada cómplice de los gendarmes. Además, los autores de este último altercado amenazan con nuevas acciones.

Ahora banner ECA AGRI antes fue Asamblea 5 al Día 2017 ESP

En declaraciones a Efe del consejero de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la Embajada española en París, Alberto López-Acenjo, no se puede hablar de “dumping” por parte del sector español, “sino de una pérdida de competitividad de los viticultores galos”. Una afirmación que se contrapone a la postura del senador socialista y viticultor galo, Henri Cabanel quien, en una carta dirigida al ministro francés de Agricultura, Stéphane Le Foll, acusaba a España de competencia injusta, “porque su producción no se lleva a cabo con las mismas restricciones normativas que en Francia”, y demandaba  una reacción urgente por parte del Gobierno galo.

Por su parte, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha condenado rotundamente esta “campaña vandálica manifiesta contra la agricultura española que, lejos de ser un caso aislado, se repite en el tiempo y sobrepasa todos los límites”.

“Estos actos atentan contra la estabilidad, la seguridad y la libre circulación de mercancías en la UE de cuyas autoridades echamos en falta una respuesta contundente”, lamenta Aguado

“Cuando en muchos países están surgiendo movimientos no ya euroescépticos, sino directamente antieuropeistas, hacer la vista gorda con estas cosas es dar alas a este desencanto. Mal destino le espera a Europa si no es capaz siquiera de hacer cumplir sus leyes ni sus principios básicos”, advierte el presidente de AVA-ASAJA, quien exige la intervención inmediata de la Comisión Europea para que sancione a quien corresponda y ponga en marcha algún mecanismo de compensación económica para las empresas vitivinícolas que se hayan visto afectadas.

Asimismo, la organización agraria solicita a los líderes de los partidos políticos españoles a hacer bandera de la ilegalidad de estos actos vandálicos ante todas las instancias comunitarias y a cumplir su deber de defender al sector agrario español.

Desplome del precio del vino español

Al agravamiento de este problema, ha contribuido el hecho de que, entre 2000 y 2015, las importaciones francesas de vino español hayan crecido de manera espectacular, pasando del 20 al 72%. Un incremento motivado en gran medida por el desplome de los precios del vino español que, en el caso del granel, se vende cada vez más barato. Así, de ese 72%, el 65% corresponde a vino a granel y el 7% a embotellado. En ese sentido, el presidente del Sindicato de Viticultores de la región de Aude, Frédéric Rouanet, ha manifestado la intención de su organización de reunirse con representantes españoles del sector para ver la manera de que puedan incrementar sus precios. 

Rouanet ha denunciado que, además de la venta enmascarada de vino español como francés, facilitada porque la procedencia geográfica o el tipo de uva en el formato a granel sólo vienen indicados en el albarán de compra, también se da la práctica del uso de etiquetas fraudulentas en las botellas.

Los viticultores galos requieren también que se exija a las autoridades españolas mayores controles sobre sus bodegas porque sospechan que algunos de los vinos que venden a Francia en realidad no provienen de España.

Para Rounet, Bruselas se halla en el epicentro del problema, debido a la falta de una legislación comunitaria en el sector vitivinícola europeo que armonice todas las cuestiones referidas a salarios, etiquetado, tasas, normativa, o reglamentación en productos fitosanitarios

 

 

Descargar / Download PDF